Imprimir
Visto: 578

 EL HOGAR BENDITO

 

No hay muros en mi casa de vida;

El terreno está siempre firme y muy limpio;

En ella un corazón puro y una conciencia despierta

Y una mente clara

Siempre saludan al caminante.

Al Norte, la fe me protege contra el odio;

Al Sur, el Amor me protege del hado;

Al Este, la indulgencia y la bondad

         me traen a mi la felicidad;

Al Oeste, la esperanza y el coraje

         me aseguran cosechas gloriosas.

Mi techo es el cielo infinito,

         la Presencia de la Bendición de Dios.

Mi casa de vida está siempre abierta.

Todos los seres son mis Hermanos y Amigos.

Lord Koot Hoomi Lal Singh

La Paz es una consecuencia, no una causa.

La Paz es un fruto, no una semilla