Imprimir
Visto: 1191

 TEMA DE MEDITACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

19 de octubre de 1975

sello au

El verdadero significado de la palabra RELIGIÓN, Re-Ligare, o Uniendo de nuevo, recibe también un tratamiento bastante específico con nosotros, ya que estamos realmente UNIENDO todas las Religiones a través de lo que es Santo y perenne en ellas, y también UNIENDO a la Humanidad como una gran HERMANDAD-MANCOMUNIDAD pacífica y justa, así como UNIENDO en un sentido más amplio el Hombre a DIOS por encima de todos los intereses y pasiones mundanas. No hace falta decir que algunas personas se oponen a este trascendental Movimiento Espiritual Mundial, pero su actitud para combatir, odiar y excomulgar la Verdad es definitivamente una prueba de superioridad solo en la ignorancia y la maldad.

Históricamente hablando, somos quizás los únicos recordatorios de la Sabiduría Sagrada y la Verdad Espiritual, o la Ley Divina. Sin embargo, paralelamente, debemos ser interpretados como reintegradores de los más puros conceptos, valores y prácticas de la Espiritualidad. El Reino Espiritual Celestial o Reino Divino es el privilegio y la característica exclusiva de aquellos que acatan la Regla de Oro de las Enseñanzas Divinas y la Conciencia Humana. Es la verdadera Comunión Espiritual que no conoce sustituto ni atajo. No se trata de una cuestión de creencia, ni de sectarismo, ni de ortodoxia, sino más bien de cualidades internas y logros Espirituales positivos y de una constante pureza de corazón.

La ALIANZA RELIGIOSA UNIVERSAL -gracias a su carácter moral único, su filosofía trascendental, su democracia Espiritual y su extraordinario humanismo- ha fomentado con éxito el inicio de la Nueva Era a través de sus incuestionables esfuerzos humanitarios y educativos, y provocando un completo despertar de la conciencia humana.

"¿Qué preferimos, la expresión del crudo materialismo y la superstición, o la verdadera expresión espiritual?" K.H.

CLAVE DE MEDITACIÓN

 

Es lógico que mientras tanto, la humanidad ha estado buscando soluciones suicidas, cayendo en todo tipo de vicios, delincuencia juvenil, prostitución, juego, sedición, gansterismo, fanatismo religioso reprensible, corrupción política y entregándose a una guerra terriblemente destructiva. Todo esto no existiría, de hecho, si todas las Religiones, Fraternidades y Filosofías, tan prestigiosas como son, tuvieran tanto éxito como deberían tener, ya que la humanidad se habría rehabilitado integralmente desde hace mucho tiempo.

No hace falta decir que la organización de las NACIONES UNIDAS es impotente ante tales apuros, y ninguna Religión, Fraternidad o Asociación docta puede, por sí sola y exclusivamente por sus propios medios, llevar al mundo a vivir honorablemente, en paz y de acuerdo con los principios Espirituales. El desarrollo histórico está ahí para probar nuestras declaraciones en ese sentido. La ALIANZA RELIGIOSA UNIVERSAL, sin embargo, puede hacer maravillas a este respecto, ya que está formada por personas de todas las religiones, empeñadas en nobles designios éticos y que aspiran alcanzar auténticas alturas Espirituales, por encima de todas las formas de prejuicios raciales, confesionales y sociales, o de la justicia propia y los objetivos egoístas.

De hecho, no debe permitirse a ningún hombre o nación, sea cual fuere, acumular y ejercer un inmenso poder que pueda poner en peligro la libertad de conciencia y las relaciones pacíficas del hombre, ya sea en nombre de una u otra religión, de una u otra raza o de un "bloque" cualquiera. Ningún hombre es lo suficientemente perfecto, y ninguna nación o raza lo suficientemente digna, como para poder gobernar el destino de la humanidad por la fuerza o por medio de dogmas y consignas de fantasía. No hay fundamentos de derecho moral o la más mínima claridad espiritual, susceptible de justificar el sometimiento, la servidumbre y la explotación de cualquier número de personas por otros, incluso en nombre de Dios o de la democracia. También podemos confesar, de hecho, que si realmente amamos los ideales democráticos, debemos demostrarlo fomentando la HERMANDAD-MANCOMUNIDAD Mundial  de personas pacíficas y libres.